sábado, 20 de abril de 2013

Mudanzas en Mundo Steampunk


He estado pensando mucho estos últimos días en mi actividad en general y he tomado una decisión que afecta directamente a este blog.
Ya que gran parte de mi actividad en el Steampunk está estrechamente ligada a mi actividad como escritor, me ha parecido conveniente fusionar mi blog personal con este.

Además de llevarme todas las entradas de aquí a aquel, sumando así casi 300 entrambas, y de haber borrado los duplicados; este cambio supondrá que la actividad de este espacio cesará permanentemente, aunque no lo cerraré por el momento, para que la de aquel aumente sensiblemente. Así podré mantener mejor ambos blogs, dedicándoles mayor atención y consiguiendo ofrecer mejores contenidos y mayor actividad y movimiento.
Así que a partir de ahora este blog quedará congelado como tal, pasado a realizar toda su actividad en el siguiente enlace:


Además, el domino mundosteampunk.com seguirá en activo.

jueves, 28 de marzo de 2013

STEAM TALES: Antología Steampunk

Al fin podemos ver salir a la luz uno de los libros Steampunk que estábamos esperando para estas fechas. Nacido de una convocatoria abierta creada por la editorial Dlorean, con el objetivo de iniciar su colección Tesla, "Steam Tales: Antología Steampunk", cuenta con una recopilación de los mejores relatos de entre los más de 200 originales recibidos.
La antología está formada por los siguientes relatos:

El azul del cielo, Pedro Moscatel
El corazón púrpura, Manel Güell
Novygorod convulsa, Francesc Barrio
El abordaje, Javier Araguz e Isabel Hierro
La última voluntad de Fredrik Foxter, Angeles Mora
La venganza tiene rostro de diablo, Ana Morán
El último confín, Victor Nuñez
Las máquinas de Von Klein, Led Marlow
La caida de Rodas, Alejandro Ros
La delgada figura de un caballero, Alejandro Morales
El misterioso caso del documento robado, David Monzón
Jaque Mate, Fernando Fantin


 Y para acompañar a los doce ganadores del concurso, también forman parte de la antología seis relatos de los autores Dlorean.

El moderno prometeo, Alexis Brito Delgado
El extraño caso del crimen del señor Linder, Miguel Angel Naharro
My Steampunk Army, Raúl Monntesdeoca
Segundo de Dios, Nestor Allende
El niño de engranajes y tuercas, Joaquin Sanjuan
La flor mecánica, Josué Ramos (también prologuista)

lunes, 25 de marzo de 2013

Fantascy, nuevo sello de literatura fantástica de RHM


Nace Fantascy,
nuevo sello de literatura fantástica de RHM 


Hace unos días me llegó un correo desde Random House Mondadori con esta interesante noticia: "se presenta Fantascy, un nuevo sello de fantástico que nace con la vocación de publicar novelas, antologías y libros de relatos de los mejores autores, tanto noveles como consagrados, tanto en lengua española como traducidos."

El sello se inaugurará el 6 de junio, entre otros, con Embassytown, de China MiévilleLa bomba número seis y otros relatos, de Paolo Bacigalupi
Con el paso del tiempo se irán sumando nombres tan interesantes como Terry Pratchett, o autores nacionales como Jesús Cañadas (autor de El Baile de los Secretos y de uno de los relatos de Ácronos. Antología Steampunk), que ya ha confirmado a través de redes sociales su futura participación en RHM.

La publicación de todos los títulos será simultánea en papel y en formato electrónico. El sello será presentado oficialmente en la Feria del Libro de Madrid y en el Festival de Literatura Fantástica Celsius 232.

En palabras de sus editores, Fantascy es algo más que una nueva apuesta editorial. Es una firme defensa de la fantasía, la ciencia ficción y el terror de corte clásico, pero aspira también a ser una plataforma para encontrar nuevas formas de narrar la magia, la leyenda, el devenir y los universos paralelos. Y nace con la vocación de convertirse en un editorial de referencia para los aficionados, muchos de los cuales empiezan a serlo ya sin necesidad de etiquetas.

jueves, 21 de febrero de 2013

Luces del Norte (La materia oscura #1), de Philip Pullman


Hacía tiempo que tenía ganas de comenzar a leer la serie de novelas de “La materia oscura” de Philip Pullman y, como últimamente estoy cada vez más inmerso en la vertiente más fantástica del Steampunk (la llamada Gaslmap), he decidido comenzar al fin con “Luces del Norte”.
Antes de nada, debo decir que haber visto escenas y partes sueltas de la adaptación cinematográfica (“La brújula dorada”) me ha hecho algo de daño a la hora de ponerme a leer. Es una película que no llegué a ver completa y que no me llama mucho la atención. El caso es que, al ir avanzado en el libro, no podía evitar ver los personajes influenciados por sus caracterizaciones; por lo que tuve que hacer un esfuerzo especial por separar a unos de otros.
Así, en principio me encontré con el mismo argumento prometedor. Se presenta a Lyra, una niña huérfana de unos diez u once años, que vive en Oxford. Allí, los niños están desapareciendo, siendo raptados por unos extraños y misteriosos personajes de los que apenas nada se sabe. En cuanto a Lyra, cae en sus manos un instrumento que le permite conocer la verdad y adivinar cosas que nadie sabe: un aletiómetro. Y con él en el bolsillo se lanza hacia el Polo Norte para salvar a los niños secuestrados.
En un principio, la trama avanza despacio y no se destaca por escenas que destaquen por su acción o por hacer avanzar especialmente la narración. Las piezas tardan un rato en ponerse en su sitio para que Lyra pueda lanzarse a la aventura. Y aun así, la magia, la ciencia y la acción tardaron en llegar más de lo que me hubiese gustado. Y los diálogos se me fueron haciendo, por veces, muy largos en esta primera parte. Además, el personaje principal, Lyra, no me fue de mucha ayuda para involucrarme en su aventura.
Sin embargo, una vez me vi inmerso en la trama, no me costó mucho seguir avanzando —aunque no terminé de empatizar con Lyra ni con la mayoría de personajes— hasta llegar al final. El problema que se plantea, finalmente encuentra solución, pero que el final este diseñado especialmente para preparar la segunda parte (“La daga”) le resta emoción.

Leída la primera parte puedo decir que me parece un ejercicio interesante y clásico de lo que ahora llamamos Gaslamp. Tiene una estética que atrapa, no especialmente centrado en ella, pero atrayente; y pone en escena un mundo que puede dar mucho de sí en las siguientes entregas.
En conjunto, a la narración le interesa más mostrarnos el desarrollo de Lyra como personaje y como persona a través de sus aventuras, que la resolución del problema en sí. Es, por tanto, un viaje clásico de iniciación, de esos que ayudan a un niño a conocer cómo es el mundo de verdad —más allá de las fronteras de su hogar— y marcado por las diferencias de visión y comportamiento entre adultos y niños.

En principio no me ha sido una lectura fácil, pero se me ha ido animando poco a poco. Y aunque no me lleva corriendo a por la segunda parte, sí la mantiene entre las muchas lecturas pendientes que tengo para un futuro.

jueves, 14 de febrero de 2013

Ganadores I Concurso de Relatos SteamTales


Desde que Dlorean Ediciones se dio a conocer hace apenas unos meses, una de sus primeras iniciativas -sino la primera- fue realizar una convocatoria de relato Steampunk que, como suele pasar en este país, tuvo al parecer bastante éxito de participación y de calidad.
Así pues, ayer se dio la lista de los ganadores del concurso, que entrarán a formar parte de la ya esperada antología que Dlorean publicará en su colección Tesla. A saber:



El azul del cielo, Pedro Moscatel
El corazón púrpura, Manel Güell
Novygorod convulsa, Francesc Barrio
El abordaje, Javier Araguz e Isabel Hierro
La última voluntad de Fredrik Foxter, Angeles Mora
La venganza tiene rostro de diablo, Ana Morán
El último confín, Victor Nuñez
Las máquinas de Von Klein, Led Marlow
La caida de Rodas, Alejandro Ros
La delgada figura de un caballero, Alejandro Morales
El misterioso caso del documento robado, David Monzón
Jaque Mate, Fernando Fantin
Por mi parte, me alegro de ver tanto el éxito de la convocatoria como de que haya varios nombres de viejos y no tan viejos conocidos entre ellos. ¡Enhorabuena a todos! Además, por si os parece poco, la editorial también ha liberado los nombres de los relatos de "sus" autores, que irán incluidos también en este futuro libro:

El moderno prometeo, Alexis Brito Delgado
El extraño caso del crimen del señor Linder, Miguel Angel Naharro
My Steampunk Army, Raúl Monntesdeoca
Segundo de Dios, Nestor Allende
El niño de engranajes y tuercas, Joaquin Sanjuan

Un total de 17 relatos, que seguramente nos harán pasar un buen rato en cuanto caiga en nuestras manos. Quisiera aprovechar para decir además que me alegra ver que esta es ya la tercera antología de este tipo que se edita en nuestro país, después de la grata sorpresa de mayo de 2012 de Félix J. Palma y Fábulas de Albión con autores de renombre y la antología "Ácronos" de Tyrannosaurus Books.

jueves, 7 de febrero de 2013

Novedades de Febrero en Tyrannosaurus Books

martes, 29 de enero de 2013

La máquina espacial, de Christopher Priest

  Me parece que este es buen momento para reseñar “La máquina espacial”, de Christopher Priest; ya que RBA ha decidido lanzarlo, entre otros títulos de interés (como por ejemplo una recopilación de cuatro novelas de H. G. Wells) para Febrero de este 2013.
Antes de comenzar hay que decir que quien lea “La máquina espacial” va a leer una narración Steampunk con todas las letras y con aires de romance científico, en claro homenaje a los trabajos más reconocidos de Wells. Al ir avanzando en la narración, se tiene de hecho la sensación de que estamos ante un crossover entre “La máquina del tiempo” y “La guerra de los mundos”. A quien le gusten las novelas de Wells y haya leído estas dos la idea puede parecerle equivocada pero, sinceramente, Priest merece que se le dé una oportunidad. El cruce entre ambas novelas está muy bien llevado y en todo momento con todo el cariño y el respeto que las obras decimonónicas se merecen.

  Para entrar ya en la narración en sí, hay que saber que nos vamos a situar en abril de 1893, un poco antes de los sucesos de “La guerra de los mundos”. Ahí nos topamos con el señor Turnbull, un viajante de comercio que por casualidad se ve alojado en el mismo hotel que una joven cuyo tutor es Sir Willam Reynolds, científico de renombre que está trabajando en la invención de la máquina espacial. Por supuesto, Turnbull aprovecha la oportunidad que se le presenta para visitar a la joven y tratar de hacer llegar su mercancía al eminente científico.
  A partir de aquí, podremos ver cómo la amistad crece en la joven pareja mientras son lanzados a través del espacio y del tiempo en dirección al mismísimo planeta Marte. Pero en ese viaje Turnbull verá algo que condicionará su futuro y su modo de actuar ante el destino que parece aguardarles.
  Vista así la reseña tampoco parece que la cosa sea para tanto, al menos por mi parte. Sin embargo, como ya dije, Priest se merece una oportunidad. Y se la merece porque según avanzamos en la historia, la trama nos va atrapando más y más. Como punto fuerte puede añadirse además que la novela parece por momentos estar siendo realmente narrada por un autor decimonónico, por un coetáneo o vecino de Wells. Por un fan de su trabajo, evidentemente.
  Es interesante ver cómo el autor presenta, podríamos decir, “la trastienda” de “La guerra de los mundos”. Tiene la genial idea de llevarnos a Marte poco antes de la invasión para, a través de los ojos de dos forasteros ingleses, mostrarnos la gente que habita el planeta, los motivos y los preparativos del ataque. Y, por supuesto, las consecuencias que tiene meter a dos ingleses en medio de esa caldera a punto de reventar.
  Después, evidentemente, la narración termina traslapándose en el tiempo con “La guerra de los mundos” mostrándonos además una visión paralela de los sucesos de la invasión y la guerra. Y, cómo no, antes o después nos toparemos con Herbert G. Wells como un personaje más.

  Quizá sea Christopher Priest más conocido por obras como “The Prestige”, sobre todo esta segunda por la relativamente reciente adaptación cinematográfica con Hugh Jackman, Christian Bale y David Bowie. Sin embargo, “La máquina espacial” es una novela altamente recomendable, que seguramente agradará a quien gusten las novelas de Wells (aunque solo sea por curiosidad) o a quien guste de la estética y las historias Steampunk; aunque haya sido escrito en los años 70, tiempo antes del nacimiento del subgénero en la ciencia ficción o el movimiento como tal.